Avisar de contenido inadecuado

Casting Cuatro De Cuatro (5)

{
}
Salí del centro a las 8 de la noche... pero aún no podía irme. Paso un tiempo bastante largo para mí, y le vi acercarse a la puerta.

El coche, que lo aparcó bastante retirado, lo acercó y lo puso frente a la puerta (eso lo hizo, en esas eternas horas, antes de entrar en el teatro. Mientras esperábamos, echábamos los asientos hacia atrás para relajarnos un poco hasta que nos llamaran. Un rato después nombraron el número de Arión y salimos del coche). Al estar en tantos canales, se interesaron por él y le hicieron un seguimiento durante todo el día.

Recuerdo unos momentos, en que dudábamos por la lluvia, a salir para comprar bocadillos. Un cámara y ese hombre de bigote y perilla se acercó a Arión para preguntarle que amistades había hecho en el casting. Aquella entrevista era para él, lo que menos pretendía era meterme en medio. Sorprendentemente me nombró y me hizo publicidad. Algo que de todo corazón le agradezco eternamente, fue algo que no esperé sinceramente... Admiro su humildad...

Es como yo en ese aspecto, siendo el mismo y tratando a todos por igual, sin discriminar, ni tratar a otros de manera diferente. Mucha gente del casting me vio como uno de los elegidos, un saludo a todos de mi parte.

Uno de mis amigos allí, se apuntó a humorista como yo. Se puso para la actuación, un pijama y llevaba una almohada a cuestas. Una persona muy simpática... no fue elegido.

Un hombre ya mayor se presentó para trabajar como periodista en el canal Cuatro. Podría decir de él, que tenía unos puntos muy buenos... se hubiera puesto de humorista y lo habría conseguido.

Tuve hasta tiempo para piropear a algunas muchachas...

-Ole, ole y ole, las mujeres guapas!!!

Continuo con lo de más arriba... Al llegar Arión a la puerta me explicó que no le escogieron, que tendría que hacer la entrevista poco después de la actuación. Me invitó a tumbarme un poco en su coche, mientras él terminaba.

A las 10 de la noche tomamos rumbo a Córdoba... paramos a comer a mitad de camino y me dejó en Carlos III. A punto de llegar a mi casa, me acordé que dejé el coche cerca de la estación. Se lo dije a mis padres... menos mal que mi hermano José me ayudó... quiso acompañarme con el coche de mi padre hasta el aparcamiento. Para seguidamente volver con uno diferente a casa.

Me acosté poco después...

Ese día había dado su fin... la monotonía volvía a nuestras vidas (y que bella es muchas veces!!!!!).


{
}
{
}

Deja tu comentario Casting Cuatro De Cuatro (5)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre